gracias a mi marido(comics)






Finalmente después de disfrutar hasta el infarto, los chicos me llenaron la boca y las tetas de leche calentita, en ese instante sin tragar el semen, me acerqué gateando de una manera muy sexy hacia mi macho, quien seguía masturbándose en el sofá, para culminar con el espestaculo de humillación y masoquismo me abalancé arriba suyo y le puse mis tetas llenas de eyaculación calentita en su boca, las chupó y las saboreo de una manera muy excitante, luego lo besé con mucha pasión, le pasé el semen a su boca, y jugamos con el mismo pasándolo de una boca a la otra y de una lengua a la otra. Fue muy excitante sentir el sabor de la leche de los negros en la boca de mi marido. El muy pajero acabó mientras lo besaba. Después de relajarnos unos minutos, nos fuimos a descansar a nuestra habitación, y lamentablemente, sobre todo para mi, esa fue la última vez que vimos a los negros, luego de esa tarde nos desencontramos y ni siquiera pudimos despedirnos . Pero de todas maneras jamás voy a poder olvidar la experiencia que viví gracias a la complacencia de mi genial maridito.

Comentarios

Checo Rivas ha dicho que…
Que hembra tan candente que diera por reposar mi cabeza en la almohada de tan bella dama
att trendemedianoche69@gmail.com